El piso de madera laminada es resistente al uso, a los impactos, rayones productos químicos domésticos y humedad. Además sus colores son permanentes, lo que significa que no se afectan con los rayos UV. Todas estas virtudes, junto a su facilidad de instalación, lo hace un producto muy recomendable para mejorar y darle una nueva imagen al piso de su hogar.